La carne de res ofrece diversos aspectos dependiendo del corte o en algunos casos de la cultura del país. La carne de res se puede comer con diferentes preparaciones , puede ser: Asado, a la parrilla, barbacoa, etc. Sin embargo, se dan opciones para los diferentes términos de cocción, para ser consumida según la preferencia del cliente.

Esto lleva a una gran diversidad de sabores, dependiendo del gusto de cada persona que les gusta comer la carne completamente cocinada o a otros les gusta conservar los jugos o el intenso color rojo original.

Para poder definir los términos de cocción, dependerá de variables como la temperatura que se toma al centro, el corte de la carne y el tamaño.

Estos son los diferentes términos de cocción de la carne:

Término Azul: Es un corte sellado por ambos lados a fuego alto, la capa externa queda bien cocida y su centro crudo e inclusive frío.

Término Rojo/Ingles: Es un corte sellado por ambos lados, a fuego alto donde se deja la capa externa bien cocida y el centro crudo. El resultado es una consistencia blanda y una temperatura interior de 40º. Cocinada de esta manera, la carne resulta sabrosa.

Término Medio Rojo.: Su capa externa se sella a la plancha o en parrilla, el centro queda de color rojo o casi crudo. En las orillas su color es café claro y rojo al centro. Su temperatura interna es de 55º

Término Medio: El corte no pierde jugosidad, es el término ideal, la carne sellada a la plancha o a la parrilla, con un centro rojo más pequeño. Sobre su superficie de la carne aparecen gotas del jugo y su temperatura interna alcanza los 63º.

Término Tres Cuartos: En este término la carne pierde jugosidad y sabor, su centro de un café claro y las orillas perfectamente cocidas, alcanzando los 71º.

Término Bien Cocido o Well Done: Este es un término menos recomendado debido a que la carne pierde el 70% de su jugosidad, se consigue con un cocinado muy lento y queda una resistente costar al presionarla ligeramente, todo el corto es de un color café-gris y alcanza los 77º.